La nueva normativa para VTC en Barcelona puede afectar a tus opciones de movilidad

September 14, 2022

Compartir
Bolt VTC regulations

Desde junio, Bolt ofrece servicios de transporte en VTC (es decir, en vehículos de transporte con conductor) a ciudadanos y turistas de Barcelona. Diversificamos aún más las opciones de movilidad disponibles en la ciudad y creamos nuevas oportunidades para generar ingresos, especialmente para autónomos y propietarios de pequeñas flotas.

Nuestro objetivo es hacer que las ciudades sean más habitables proporcionando servicios de movilidad seguros y prácticos. Sin embargo, los servicios que ofrecemos en Barcelona ahora se ven amenazados. 

La ciudad está implantando una nueva medida que prohíbe que los coches de menos de 4.90 metros operen como VTC, una noticia que no solo nos ha sorprendido a nosotros, sino también a los muchos de los pasajeros y socios (especialmente autónomos y pequeñas flotas) que confían en nuestros servicios para su día a día. 

¿Qué significa esta medida para nuestros socios?

Muchos de los coches que se utilizan actualmente como VTC están por debajo del límite de 4,9 metros, lo que significa que ya no podrán operar como tal.  Esto pone a más de 4000 familias en riesgo de perder sus ingresos.

¿Y los pasajeros?

Muchos ciudadanos y turistas utilizan el servicio de transporte en VTC para que les recojan en minutos y llegar a sus destinos de forma rápida y asequible. Sin embargo, esto podría pasar a ser cosa del pasado debido a la nueva normativa de la ciudad para VTC.

La ley de la oferta y la demanda se aplica al transporte como a cualquier otro producto o servicio. La política actual de la ciudad sobre las licencias de VTC dará lugar a un número limitado de vehículos y, en consecuencia, a precios más elevados y tiempos de espera más largos para los pasajeros.

¿Y la ciudad?

Los coches privados ya ocupan demasiado espacio en nuestras ciudades. Para reducir la congestión del tráfico y la contaminación, necesitamos que más personas compartan vehículo, utilicen transporte público y hagan uso de las soluciones de micromovilidad. 

Sin embargo, la nueva normativa para VTC tendrá el efecto contrario. Reduce la flota de vehículos VTC, lo que obliga a los usuarios a recurrir a los coches particulares, y promueve el uso de vehículos aún más grandes que ocupan más espacio en nuestras calles.

¿Qué está haciendo Bolt al respecto?

Bolt lucha constantemente por garantizar la mejor experiencia para usuarios y conductores. Debido a esta nueva normativa, nos hemos visto obligados a ser creativos e idear una solución que puede parecer un tanto inusual, pero que protege los intereses de nuestros usuarios y apoya a nuestros socios a la vez que envía un mensaje a la ciudad.​​

Estamos añadiendo un parachoques que aumentará la longitud de los coches a 4.90 metros, lo que significa que podrán seguir operando como VTC. 

Como indica el mensaje que incluyen, “no es solo un parachoques, es la nueva normativa que exige VTC de 4.90 metros”.

No pensamos que esta sea la solución ideal, pero es la mejor manera de proteger los intereses de nuestros usuarios, de los autónomos y pequeñas flotas a corto plazo y, al mismo tiempo, de enviar un mensaje sobre esta regulación tan perjudicial que está imponiendo la ciudad.

Haremos todo lo posible para garantizar que los autónomos y pequeñas flotas que colaboran con Bolt en Barcelona continúen operando y proporcionando un servicio de gran calidad a la vez que nuestros pasajeros siguen disfrutando de los viajes cómodos, seguros y rápidos a los que están acostumbrados.

Compartir

Posts recientes